Waterford. Séptimo día. 2017

Snif, snif, snif…. no me quiero ir……… Además me tengo que despedir de Mary, que ya verás como me dice alguna cosa y me entra la llorera (yo soy así). Bueno, primero bajo a desayunar, mi súper desayuno con vitaminas a tope. Está la pareja de Londres, a los cuales les pregunto que tal fue por las Blasket. Ellos hicieron un tour diferente, y me dicen que han disfrutado mucho. Yo, como todavía estoy con el subidón del día tan fantástico que pasé, aún se me notaba en la cara jajaja.

Ya con la tripita llena, me subo a la habitación a terminar de recoger. El bus me sale a las 9:30, así que a las 9 quiero estar ya de camino, aunque está muy cerca. Y toca lo inevitable, despedirme de Mary. He de decir que lo he llevado bastante bien jajaja, me ha dicho que he sido una huésped lovely, y que espera verme por Dingle otra vez, pues tengo que visitar muchas cosas. Así que le digo que si, que a Dingle vuelvo seguro. Le enseño unas fotos de mis padres y de mi hermana y cuñado, porque antes en el desayuno me ha preguntado por ellos, y me dice que son una familia lovely también, jeje qué maja esta mujer. Me dice encantada de conocerte, yo también, y me voy ya porque sino….. me conozco. Y eso que sólo he estado dos días, pero hija, es que la gente es tan maja, y se les coge un cariño, que se me pone el corazón en un puño…. que le voy a hacer.

Pues nada, me voy al bus, tranquilamente, y me toca esperar un poquín. Hoy otra vez viaje larguillo, y espero llegar puntual sobre todo en este primer trayecto, pues tengo tan sólo 10 minutos entre un bus y otro. Aunque como ya os comenté, hay buses cada hora, pero bueno, si lo puedo coger, mejor. Todo subidos al bus, vamos conductor que tengo que llegar puntual ¿eh?. La llegada era a las 10:40, bueno pues llegamos a las 10:39 uyyyyyy. Salgo corriendo, cojo la maleta, me da tiempo hasta de ir al baño, salgo, y pregunto por el bus a Cork que salía a las 10:50. A todo esto, eran las 10:45, todo un record jaja. Cojo el de Cork, llegamos a Cork sin problemas tampoco, me compro un sandwich, y me da tiempo de sobra de comérmelo tranquilamente. Ya sólo me queda este bus, de Cork a Waterford. A las 15:30 más o menos, tiene la hora de llegada, así que una vez subida, y objetivo cumplido que he cogido todos los buses en hora, sólo queda relajarse, y ya llegaremos.

Ya estoy en Waterford, llego al alojamiento sin problemas, pero tengo que esperar un rato hasta que me atienden, pues delante hay dos personas haciendo una reserva y no terminan……. Me dan por fin mi habitación, la número 19, y lo primero que hago es darme una ducha, me cambio, y me voy a dar un paseo a ver que veo. Son ya las 5  y pico de la tarde, y llego hasta la Torre del Reloj.

IMG_4786

Waterford fue la primera ciudad de Irlanda fundada por los vikingos en 914. De hecho, ya os iré contando, pero hay restos con los que me iré topando en mi camino. En la actualidad, Waterford es la quinta ciudad de la República de Irlanda, con una población de 51.519 habitantes (censo de 2011).

La torre del reloj es uno de los iconos históricos importantes de la ciudad. El acalde Thomas Maeghe la mandó construir entre 1860 y 1863 presentando un estilo gótico, piedra de granito, y en su momento fue de gran trascendencia para Waterford. Además se encuentra muy cerquita de la Catedral de la Sagrada Trinidad. También es conocida como Reloj fuente, y es algo que me hizo sentir curiosidad, porque precisamente vi en uno de sus laterales una fuente. Y este nombre se debe a que los caballos paraban en esta zona a beber agua.

Y aquí terminó mi paseo, me adentré por la zona donde había tiendas y restaurantes, pero ya poco a poco me fui paseando hasta el alojamiento. Pero muy cerquita del b&b pasé por un hotel restaurante y vi que servían beef stew…. no lo dudé, entré y me comí un estofado de ternera delicioso, y calentito, importante aclaración. Le tenía ya ganas, llevaba días pensando en tomarme un estofado, y ha sido en Waterford, ñam!!

Hasta mañana!!

Noveno día en Dublín

Me levanto a eso de las 8:30h y sobre las 9 bajo a desayunar. Ya les oigo por la cocina. Me pregunta qué planes tengo hoy, y yo les digo que quiero hacer el Free Tour en español por el centro de la ciudad, y que luego pensaba cogerme un bus para ir a visitar el castillo de Malahide y ya volver para la cena. Pero me encuentro con que me dicen que cambie los planes de la tarde y que el castillo lo puedo visitar mañana, porque viene a la casa una nueva estudiante, italiana, y se la quieren llevar de excursión a Glendalought, y a mi también. Así que no me puedo negar, es una zona que también quería visitar, y tienen razón, el castillo lo puedo visitar mañana por la mañana.

Así que les digo que sí, que me esperen, que sobre las 14:30 estaré en casa para salir a la excursión.

En el 16

En el 16

Lo dicho, yo ahora me voy a hacer el Free Tour con la empresa Viking Free Walk. Son unas rutas a pie por el centro de la ciudad, en la que te explican la historia y sobre todo cosas curiosas de cada lugar que visitas o contemplas. Son gratis, pero tienen una filosofía, y es que al final de la ruta tienes que entregar una “propina” al guía, que les sirve para poder hacerse los folletos, y pagar a la persona que está con el cartel de Free Tour gritando en la plaza para captar clientes. Además, dentro de lo que es la visita, te van también ofreciendo publicidad de las rutas que tienen en autobús, a lugares más lejanos, en las que sí tienes que pagar.

Para mi, fue una de las excursiones más entretenidas que he hecho. Al principio sólo estaba yo para la visita en español, pero una vez empezada la ruta, se unieron dos chicas de Alicante.

La guía se llama Arancha y es de Barcelona. Lleva desde septiembre en Dublín, y está trabajando de au pair cuidando a dos niñas. Además, trabaja en esta empresa de rutas.

En la ruta entramos al Trinity College. Yo ya había estado, pero desde luego, cambia mucho cuando te lo explican jeje. Dentro, está el campanario, y os cuento una curiosidad: una superstición que tiene lugar en esta construcción, y es que cuando los estudiantes están en época de exámenes, no pueden pasar por debajo de el, ya que si pasan, pueden suspender. Así que es bastante curioso ver a los estudiantes en días de exámenes, pasar por los laterales del edificio. Eso sí, si han terminado la carrera, se hacen la foto de rigor con birrete incluido, debajo del campanario.

Campanario

Campanario

Dentro también del Trinity College, se encuentra la Biblioteca, un lugar muy visitado por los turistas, ya que en su interior se encuentra el Libro de Kells, que antiguamente se encontraba en la Abadía del mismo nombre. El libro fue robado en una ocasión, y lo encontraron en un pantano. Tras su restauración, volvió a exponerse al público. Eso sí, cada mes pasan una página, así que si te apetece verlo entero, tendrías que ir una vez al mes durante……..he perdido la cuenta. Ah! Y muy  importante, cobran entrada. Si no me equivoco unos 9 €, y si eres estudiante 8€. Eso sí, si conoces a un estudiante del Trinity, pueden ir con el tres personas gratis. No deja de ser interesante….

Catedral

Catedral

Seguimos con el paseo, y pasamos por la Christ Cathedral, donde se encuentran unos restos vikingos, de una antigua iglesia construida por ellos. Seguimos por el Dublin Castle, el Memorial de la Garda (la policía de Dublín) donde aparecen los nombres de los Gardas muertos en horas de servicio. Un Cuerpo especial, pues no van armados. Están al servicio de la ciudadanía y tratan a la gente como tú a tú. Tan sólo llevan a la cintura una pequeña riñonera con un botiquín. Son gente especial, y en Dublín son muy queridos, por eso tienen este espacio tan especial para conservar su memoria. No deja de ser también muy curioso. Desde luego no es el mismo concepto que tenemos en España de la Guardia Civil o Policía Nacional.

Memorial de los Garda

Memorial de los Garda

Seguimos paseando mientras nos va explicando detalles de las calles, edificios que vamos viendo, y llegamos a una calle, la Wellington Quay, famosa por ser la calle de los U2. Allí se encuentra The Clarence Hotel, propiedad del grupo. Lo compró y renovó convirtiéndose con el paso del tiempo en uno de los lugares de moda de la ciudad.

Y terminamos en la zona de Temple Bar, justo delante del bar más importante de la zona, el Temple Bar. Dentro puedes comer, beber, e incluso acudir a conciertos todos los días de la semana. El más concurrido sin duda.

The Temple Bar

The Temple Bar

Bueno, pues ya hemos terminado. Mucha información apuntada en una libreta, y contenta pues me ha encantado la visita. Así que toca marchar a casa, pues como ya os he comentado, me esperan para hacer la excursión.

Llego a casa a las 14:00, y a eso de las 15:00 nos vamos a Glendalough, un conjunto monarcal situado en el condado de Wicklow.  El conjunto monasterial fue creado por San Kevin en el VI continuando su labor monástica hasta la disolución de los monasterios en 1539.

La mayoría de los edificios fueron construidos entre los siglos VIII y XII siendo restaurados en el siglo XIX. El monasterio se convirtió en un importante centro de peregrinación tras la muerte del santo. El complejo sufrió varios ataques vikingos pero el peor saqueo se sufrió en1398 por parte de los ingleses. La mayoría de los edificios mejor conservados se encuentran en la zona del lago superior. Aquí podemos encontrar una catedral, una torre cilíndrica, el cementerio etc.

Glendalough

Glendalough

Después continuamos la visita hacia un paraje natural espectacular con un lago enorme. Allí las vistas son increíbles y es inevitable hacer fotografías a todos los lugares.

Una visita interesante, pero enseguida se pone de nuevo a llover y vamos corriendo al coche para volvernos a casa. Se está poniendo feo feo. Antes,  habíamos visto unos patos en el lago, y Martin bromeando me dijo señalando a los animales: dinner. Pero yo tampoco entendí lo que quería decir. Cuando llegó la hora de la cena, y pregunté qué carne era la que habían cocinado, y me dijeron que era pato, entonces, lo entendí todo, jajajaja. No lo había probado nunca, y me resultó extraño de sabor, pero estaba rico. Bueno, otra anécdota.

Lago en Glendalough

Lago en Glendalough

Después de cenar, me subo al cuarto a cambiarme, pues he quedado con Yukiko para tomar una Guinness en  Rosie O´Grady´s Pub, cerquita de nuestras casas. No la he  probado nunca, y tengo curiosidad por ver cómo sabe. Nos reimos mucho y lo pasamos genial. Nos dan las 23:00 horas sin darnos ni cuenta, y como estamos en el barrio, nos vamos hacia casa andando tranquilamente. Lo peor… que me tengo que despedir de ella, pues mañana lunes no nos vamos a poder ver. Me dio mucha pena, pero al mismo tiempo alegría, pues gracias al inglés, he podido comunicarme con una persona de Japón. Una persona maravillosa de la que estoy segura, nunca me olvidaré. Thanks Yukiko!!!

Una "super" Guinness

Una “super” Guinness

Hasta mañana!!!