Octavo día en Dublín (1ª parte)

Hoy es uno de esos días que llevaba esperando con unas ganas tremendas, y es que me voy de excursión a Belfast y a la Calzada del Gigante. Una excursión organizada, en español, muy importante matizarlo jeje, y con una empresa que se llama IRLANDA EN ESPAÑOL, que por cierto, son geniales. www.irlandaenespanol.com

A las 7:30 tengo que estar en O´Connell Street (madrugón al canto), y para ello me levanto a las 6 de la mañana. Voy mirando en mi aplicación del móvil cuánto va a tardar el autobús, para salir pitando, y veo que aún le quedan 20 minutos. Desayuno tranquila, cojo la mochila y salgo hacia la parada, mi parada de todos los días.

Mi parada del 16

Mi parada del 16

Llego a las 7:15 y no hay nadie…. De repente una chica, española of course, me pregunta si estoy apuntada a la excursión de Belfast. De momento somos dos…. A las 7:25 aparece más gente y al final somos unos 18. Nos viene a buscar un microbús y empezamos el viaje. Durante el trayecto, Salvador, nuestro guía, nos va explicando la historia de Belfast con todo tipo de detalles. Salvador es español, casado con una chica irlandesa y lleva como unos 13 años aquí, según nos dijo.

Dos horas por delante de viaje, y realizamos la primera parada en el Museo del Titanic. Una parada de confort para visitar el baño y la tienda de souvenirs, pues al museo no tenemos tiempo de entrar. De todas formas, nos dice Salvador, que tampoco es que merezca mucho la pena pues no hay nada del Titanic, salvo planos, cómo se hizo, cómo se hundió, pasajeros  y demás, pero no hay ningún resto del barco en cuestión. Eso sí, vemos unas fotos de Leonardo DiCaprio y compañía jeje.

En el Museo del Titanic

En el Museo del Titanic

Después del ratito de confort, nos vamos a Belfast, y entramos en la ciudad conforme nos va explicando Salvador diferentes historias.

Belfast pertenece a Irlanda del Norte, el nombre de uno de los países constituyentes del Reino Unido, al noroeste de Irlanda, y que está formado por 6 condados, siendo Belfast su capital con unos 310.000 habitantes. Hoy en día, su jefa de Estado es la reina Isabel II, pero el jefe de Gobierno es Peter Robinson del Partido Unionista Democrático, que desde mayo de 2007, comparten gobierno con el número dos del Sinn Féin, Martin McGuinness, de ideología republicana e izquierdista.

La mayoría de los católicos, fueron nacionalistas, a favor de pertenecer a la República de Irlanda, al mismo tiempo que la mayoría de los protestantes, estaban a favor de ser parte del Reino Unido. Hoy en día, muchos de los católicos están a favor de la unión con Reino Unido, y es una de las causas de los problemas económicos en la República de Irlanda.

Desde el punto de vista ideológico, el nombre, el tipo de entidad y la bandera de Irlanda del Norte es diferente. Los nacionalistas la llaman “The North of Ireland” y ondean la bandera de Irlanda: verde, blanca y naranja, porque reconocen a Irlanda como su país. Los unionistas la llaman Ulster, Northern Ireland, y utilizan la bandera con los colores de la inglesa, llamada “Ulster Banner”.

Pero nos centramos en Belfast. A pesar de un periodo de relativa paz en la ciudad, la mayoría de los barrios y distritos de Belfast, reflejan la naturaleza divisiva de Irlanda del Norte. Muchas zonas están todavía, a fecha de hoy, segregadas según las características étnicas, políticas o religiosas, sobre todo en los barrios obreros. Estas zonas, ya sea la católica, la protestante, la republicana o la unionista, están marcadas con banderas, graffitis y murales, allá por donde mires. Siempre ha estado presente esta división a lo largo de la historia de la ciudad, pero se ha mantenido o incrementado en cada nuevo estallido de violencia en Belfast. Con deciros que aún está en pie el muro de separación de más de 6 metros de altura, y que no tienen idea futura de tirarlo…. Y que en fechas señaladas de alguna fiesta o celebración lo siguen cerrando para que no haya problemas………. Lo digo todo, ¿no?.

Murales en Belfast

Murales en Belfast

A mi me dio la sensación de una ciudad triste, una ciudad con tensión en el ambiente, una ciudad con un pasado oscuro y que todavía se veía reflejado en las caras de las gentes. Han sufrido mucho con el terrorismo también, y no me dio la sensación de estar en una ciudad segura o tranquila.

En el barrio Unionista

En el barrio Unionista

Después de visitar los diferentes barrios con sus diferentes murales, con temas increíblemente fuertes, desgarradores e impactantes, nos marchamos hacia la Calzada del Gigante ¡¡pero eso os lo contaré en la segunda parte!!!.

¡¡¡Hasta mañana!!!

Anuncios