Sexto día en Dublín

¿Ya llevo seis días en Dublín? ¡No me lo puedo creer!

Hoy he abierto los ojos, y ya no he podido dormir más, a eso de las 7, pero bueno, ayer me acosté temprano, así que una cosa por la otra. He bajado a desayunar y ya no había nadie en casa, salvo Meli, claro, que se queda mirándome con ojicos tristones desde el sofá donde está recostada.

Me voy a clase, hoy hace un día estupendo, luce el sol de nuevo a las 9 de la mañana ya. Las horas de clase se pasan volando.. es lo que pasa cuando estás a gusto en un sitio. Interactúo más y la profesora me dice: very good Beatriz!!!. Así que bien, ¿no? Jejejeje.

Termino la clase, hablo con Yukiko y quedamos para tomarnos una Guinnes (por fin), el Domingo, ¡qué ganas!. Llego a casa, dejo los bártulos, y me dispongo a empezar mi jornada turística.

DSC02522 - copia

Mercado George´s Street Arcade

Hoy empiezo mi visita en un mercado que llevo viendo todo los días desde el autobús, del cual he recogido información, para ver cómo era y lo que vendían allí. Se trata del Mercado George´s Street Arcade, un mercado interior dentro de un edificio de estilo victoriano, con una característica fachada de ladrillo rojizo.

DSC02530

Dentro del Mercado George´s Street Arcade

Lo podréis encontrar abierto todos los días de la semana, y en encontraréis unos 50 puestos en los que venden de todo desde ropa, complementos, joyas, música, obras de arte, libros etc, además de restaurantes, y puestecillos en los que te puedes tomar un fish and chips, por ejemplo, como el que me comido hoy…

DSC02532

Exquisito fish and chips

A continuación, y después de perderme pues me he ido por el lado contrario al que debería ir…. (menos mal que una ya se maneja con las preguntas básicas…..), me dirijo hacia el Dublin Castle, pero para mi sorpresa, permanece cerrado hasta finales de junio, pues se encuentra el Presidente en su interior. Así que me voy por Dame Street paseando, y pasando de nuevo por el Trinity College y mi amiga Molly, llego a Grafton Street, la calle peatonal de tiendas caras por donde pasé el otro día.

DSC02546

Stephen´s Green Shopping Centre

Voy hasta el final de la calle, para visitar un centro comercial: Stephen´s Green Shopping Centre. Aunque no quieras comprar nada, no preocupes, porque desde el minuto cero, te va a encantar la arquitectura del edificio, con un impresionante techo acristalado, que te da la sensación de estar dentro de un invernardero.

Tengo curiosidad por encontrar la escultura de Oscar Wilde y le pregunto a un informador turístico que estaba en una caseta ahí al lado, y me señala en el plano por dónde tengo que ir. No está nada lejos así que… ¡allá voy!, y lo encuentro, ahí sentado subido en una roca, como podéis ver en la foto.

DSC02562

Oscar Wilde

Me bajo andando por Clare Street, y luego por Nassau Street pasando por delante de la National Gallery, y llegando de nuevo, ¿a dónde?, a saludar a Molly, ya somos viejas amigas….. Cruzo mi puente, el O´Connell Bridge y llego a O´Connel Street, y me acerco hasta la calla Earl St North donde se encuentra la figura de James Joyce un escritor irlandés, reconocido mundialmente como uno de los más importantes e influyentes del siglo XX. Como estoy al lado mismo, me cojo el 16 donde siempre, para variar y esas cosas. Y hasta aquí mi paseo de hoy…. Me he dado una buena andada, la verdad.

DSC02575

James Joyce

Anécdotas curiosas:

–          cuando cojáis un bus en Dublín, sino lleváis tarjeta, hay que pagar siempre en efectivo, y siempre, a poder ser, el importe exacto. Para ello tenéis que decirle al conductor a dónde vais y os dirá el precio. Si no le dais el importe exacto, en el billete que os imprimen, aparecerá el importe que habéis pagado de más para ir a recogerlo en alguna oficina de Dublín Bus.

–          Otra cosa curiosa y también del autobús, es que cuando te bajas, tienes que decir gracias. Yo me he estado fijando estos días, y todo el mundo dice gracias al bajar. Curioso…

–          En los semáforos para peatones en la ciudad, existe un botón que puedes pulsar para que se ponga verde antes (no me lo creo, pero bueno….), y es muy gracioso pues cuando se pone verde, suena como si te estuvieran disparando un rayo láser….. (el que haya estado en Dublín, me entenderá).

Bueno, y como dice el dicho: con esto y un bizcocho, hasta mañana a las ocho, sino me despierta la luz antes.

Hasta mañana!!

Anuncios