Dingle: Islas Blasket. Sexto día. 2017 (segunda parte)

Cuando terminamos la visita, ya cada uno se va por su lado. Esta pareja dice que se va a lanzar a andar, y yo prefiero algo más relajado y disfrutar un poco de esa paz que existe. Me cojo un camino y de repente veo una casita a lo alto, y una señora sentada fuera utilizando un uso.

IMG_4719

Hace un tiempo, y por eso me entraron ganas de venir aquí en alguna ocasión, vi un documental que hablaba de estas islas, en el que aparecía una señora que contaba que ella se iba a vivir allí los meses de verano para huir del jaleo y ruido en busca de tranquilidad. Y ¿a quién tenía delante?, a esta señora. Leí también, que se quejaba de que algunos turistas subían hasta su casa, y miraban por la ventana. Y la entiendo, si vas a buscar tranquilidad y paz, pues es normal que los turistas te desesperen. Pero en este caso, sólo iba yo por el camino, la vi, no subí hasta la casa, pero desde donde estaba le saludé. Ella al verme sonrió y me saludó enérgicamente, y me preguntó que de dónde era. Le comenté que la había visto en un documental y se sorprendió gratamente. Yo me quedo con ese momento, con ese ratito que estuvimos hablando. Una mujer encantadora, y se le ve feliz. Me dijo que qué más podía pedir con esas vistas tan maravillosas que tenía, y esa paz y tranquilidad que allí existe. La verdad que si… Pero importante: aquí vive sin electricidad, y el agua la tiene que ir a buscar fuera de la casa. Eso recuerdo que lo vi en el documental, y que bromeaba diciendo que era su lavavajillas, a una palangana llena de agua y ahí estaba lavando los utensilios de la cocina. Es una pasada, a mi me llega a conmover, el cómo busca la felicidad estando en un lugar tan mágico con las Blasket. Os dejo a continuación un vídeo en el que veréis la casa por dentro.

Y buscando algo de información, me he topado con este vídeo que quería compartir con vosotros. Es un señor, que nació en las islas, y que cómo ya os comenté en la entrada anterior, en 1953 tuvieron que irse de allí. Pues Micheál volvió, a sus 93 años, al lugar que le vio nacer junto a sus 8 hermanos. A mi me ha emocionado.

Bueno, y tras estos momentos de emociones, voy a seguir con la ruta. Fui paseando hasta ver la playa, pero no llegué a bajar. Me apetecía más andar por los caminos marcados por nuestras pisadas, y descubrir cosas. Es una gozada, no me iría de aquí. ¡¡¡Me voy a quedar a vivir con la señora!!!

IMG_4743IMG_4701IMG_4729

En esta última foto, la casita del medio es donde tienen la tienda con chocolatinas, cafés, te, patatas fritas y poco más, pero, para qué mas, no?

Después de mi paseo, voy bajando ya poco a poco a donde habíamos quedado con Billy, eran las 16:10 y entre que bajo y no, pues ya, se pasa el rato. Parte del grupo ya estaba por allí, y otra parte venían detrás de mi. Ya estábamos todos, pero la lancha no jajajaja. Enseguida oímos un motor y ahí venía el pelirrojo a buscarnos con nuestros súper chalecos salvavidas naranjas. Esta vez me quedo para el segundo turno, así que toca esperar un poquito. Vuelve la lancha y ya nos montamos el resto. Adiós Blasket, gracias por darme una bienvenida tan maravillosa, por haber tenido la suerte de pisar tu tierra, y por dejarme adentrarme en tu  historia. Y nos vamos…….

IMG_4754

Esperando al ferry

Ya todos sentados en el ferry de nuevo, empezamos la ruta de vuelta. Hacemos una parada, y me pregunto: las ballenas otra vez? pero no, esta vez eran ¡focas!. Pero graciosas un montón jaja. Sacaban la cabeza en plan cotilleando, y de repente desaparecían. Qué majas. Lo hacían cosntantemente. Yo me moría de la risa.

IMG_4765

las focas cotillas

Y continuamos. Y ninguno de los pasajeros nos olvidamos que Billy nos había dicho que a la vuelta veríamos a Fungie. ¡Yo lo quiero ver!, y ¡así fue!. ¡¡¡Qué majico!!! Fungie es un delfín,pero no un delfín cualquiera. La verdad es que es un miembro más de la familia. Desde 1983 que llegó a esta bahía, no se ha ido, y cada día hace las delicias de chicos y grandes en Dingle. Yo disfruté viéndolo un montón. Qué ilusión. Gran momento para terminar la excursión.

IMG_4783

Fungie saltando

Y aquí terminó la excursión, el tour, la aventura más bien. Una experiencia que nunca olvidaré, pues creo que ahora mismo está entre las mejores que he vivido aquí en Irlanda, junto con mi visita a las Aran Islands. Un día inolvidable.

Toca despedirse. Todos vamos saliendo uno a uno del ferry, y le decimos a Billy que  muchísimas gracias por todo, y por vivirlo como lo vive. A la gente, les voy diciendo que encantada de conocerles, y que lo hemos pasado genial. Ya cada uno se va por su lado, y yo me voy a comprar algo de cenita. Son casi las 7 de la tarde, y ya tengo hambre. Hoy compraré algo en el super valu, y me lo comeré en la habitación.

Y así acaba mi día, mi fantástico día…. y mañana a Waterford. Me da mucha pena irme de aquí. Pero como os decía en anteriores entradas, si quiero visitar varios lugares, hay que hacerlo así, pero yo ahora mismo me quedaba en Dingle, un mes o más, ¡ya te digo!, me ha gustado mucho este lugar.

Mañana más, see you!

Anuncios