Cork, Galway y Dublín 2016. Día 6

Hola a todos!!

Decidido, me voy a Kinvara. Estuve mirando horarios de autobús y sale uno a las 10 y llega a las 10:39. Está muy cerquita, así que para pasar la mañana está muy bien. Además el castillo de Dunguaire está abierto al público por lo que sin duda alguna lo visitaré.

Me pongo en marcha, desayuno y me voy hacia la Coach station, pregunto para ir a Kinvara y me dicen que allí no es, que tengo que ir a la estación de los autobues Bus Eireann. Le pregunto dónde cae esa estación y qué suerte, está ahí al lado. Yo pensaba que todos los buses salían de la estación central, pues va a ser que no… así que voy hacia la Bus Eireann. La verdad, he de decir que estuve allí el día anterior a cotillear, pero en las máquinas de sacar los billetes sólo se podía sacar de tren, entonces pensé que era estación de tren. Pues no, un poco más escondido a mano derecha, en un rincón, que gracias que ponía un cartel a mano: tickets bus here, pues dí con las taquillas y pude sacar el billete ida y vuelta a Kinvara. Destino que tuve que escribirle a la chica de la taquilla pues no me entendía…. Me había entendido todo el mundo: un conductor de bus al que le pregunté, una chica con la que estuve hablando, el conductor que me llevó… menos la de la taquilla. Hija, que no es un nombre raro no? … no se. jajaja.

Aún tuve que esperar un poquito a que llegara el bus a la dársena 2, y ya nos montamos todos. Como he dicho anteriormente, a las 10:39 ya estaba allí. Nos paró ya casi pasado todo el pueblo, y le pregunté si para volver paraba enfrente, y sí, es que además había una parada que lo indicaba.

Comencé a andar en dirección contraria al castillo pues había visto ya de lejos un hotel con el tejado cottage que tantas veces había visto al pasar con los tours. De hecho, y según me informaron, ganó el premio al mejor tejado de esta clase, y la verdad es que es realmente bonito.

IMG_2412

Ahora sí que me dispongo a visitar el Castillo de Dunguaire. Aún hay que andar un cachito pero es un paseo muy agradable. Por el camino me voy encontrando cafeterías, tiendas de artesanía, más casitas con tejados cottage, y la gente me saluda cuando me cruzo con ellos. Me recuerda a mi pueblo, de verdad jajaja son más majos….

Y ya por fin, me encuentro en frente del imponente castillo de Dunguaire que toma su nombre del antiguo fuerte de Guaire que fue rey de Connaught, el cual murió en el 662 d.C. El fuerte original se sitúa probablemente en el promontorio al este del castillo. El castillo, construido en  1520,  fue habitado en un principio por los descendientes de Guaire, los O´Hynes, antes de pasar a manos de los Martyns, originales de Galway, en el siglo XVII. Richard Martyn, alcalde de Galway, vivió aquí hasta el año 1642 y su familia, los Martyns del castillo de Tulira, fueron los propietarios del castillo hasta el siglo XX. En 1924, Dunguaire fue comprado y reparado por Oliver St. John Gogarty: el famoso cirujano y figura literaria, aunque nunca vivió allí. El castillo fue adquirido en 1954 por Christobal Lady Ampthill, quien completó la restauración en 1966. Abierto al público, el castillo es ahora un centro para banquetes medievales. El turista puede visitar sus cuatro plantas, y llegar hasta lo más alto de la torre y rodearla, comtemplando desde allí unas vistas maravillosas. Precio: 6 € y si eres estudiando o jubilado: 3,50€.

IMG_2331

En la visita al castillo conozco a una familia de Madrid con la que he pasado un rato entretenido charlando y contando nuestro viaje por Irlanda. Lo primero que me dicen es que les sorprende mucho lo amable que es la gente, y es que es lo primero que llama la atención. Creo que aún no he visto a ningún irlandés enfadado… de verdad eh?. Ellos van en coche, y ya me despido. Yo voy a darme una vuelta más, y me cojo el bus para Galway. Me ha encantado pasar la mañana en Kinvara, es un pueblo precioso, con un encanto especial. Llego a la parada donde me había dicho el conductor que esperara, y después de media hora de retraso (verídico), y haberme caído un chaparrón de cuidado… viene el autobús y autobusero todo happy, y yo le saludo con un: “ey, aún vale, media hora eh?”. Pero no… que aquí uno no se cabrea, ya lo he comentado. Aquí todo lleva su ritmo, su pausa, su momento, y si vas tarde pues oye, que le voy a hacer, sabes?. Me encanta.

Llego a Galway, Shop Street again, y me dirijo sin pausa alguna a un restaurante del que he oído, sirven el mejor fish and chips (“fis an chis” para mi madre) de Irlanda. Así que lo encuentro, al final de Quay Street y se llama Mc Donagh´s. 

IMG_2416

Recomendable, un fish and chips exquisito, recién  hecho  y un servicio de 10. Yo fui a la parte en que pides y te vas a tu sitio, mesas compartidas, y estás ahí tranquilamente. Pero también hay una parte restaurante, apartada y me imagino que más cara, con menú para elegir con los mejores pescados de Irlanda. Yo, me conformé con mi cob o lo que viene siendo mi bacalao con patatas. Riquísimo!!

IMG_20160621_162705

Después, y para bajar el fish and chips, me fui hasta Claddagh, que está al otro lado del puente, estuve paseando y llegué hasta un paseo en el que hay faro, pasando por un campo de hurling, o eso creo que tampoco tengo mucha idea. Un paseo muy agradable, pero hacía una rasca y un viento que para qué. Así que ya pensé en volverme, pasar de nuevo por Shop Street, y llegar hasta el alojamiento a descansar.

Mañana toca excursión organizada a Kylemore Abbey y el despertador sonará prontito, así que………….

Mañana más!!!

Anuncios