Waterford. Séptimo día. 2017

Snif, snif, snif…. no me quiero ir……… Además me tengo que despedir de Mary, que ya verás como me dice alguna cosa y me entra la llorera (yo soy así). Bueno, primero bajo a desayunar, mi súper desayuno con vitaminas a tope. Está la pareja de Londres, a los cuales les pregunto que tal fue por las Blasket. Ellos hicieron un tour diferente, y me dicen que han disfrutado mucho. Yo, como todavía estoy con el subidón del día tan fantástico que pasé, aún se me notaba en la cara jajaja.

Ya con la tripita llena, me subo a la habitación a terminar de recoger. El bus me sale a las 9:30, así que a las 9 quiero estar ya de camino, aunque está muy cerca. Y toca lo inevitable, despedirme de Mary. He de decir que lo he llevado bastante bien jajaja, me ha dicho que he sido una huésped lovely, y que espera verme por Dingle otra vez, pues tengo que visitar muchas cosas. Así que le digo que si, que a Dingle vuelvo seguro. Le enseño unas fotos de mis padres y de mi hermana y cuñado, porque antes en el desayuno me ha preguntado por ellos, y me dice que son una familia lovely también, jeje qué maja esta mujer. Me dice encantada de conocerte, yo también, y me voy ya porque sino….. me conozco. Y eso que sólo he estado dos días, pero hija, es que la gente es tan maja, y se les coge un cariño, que se me pone el corazón en un puño…. que le voy a hacer.

Pues nada, me voy al bus, tranquilamente, y me toca esperar un poquín. Hoy otra vez viaje larguillo, y espero llegar puntual sobre todo en este primer trayecto, pues tengo tan sólo 10 minutos entre un bus y otro. Aunque como ya os comenté, hay buses cada hora, pero bueno, si lo puedo coger, mejor. Todo subidos al bus, vamos conductor que tengo que llegar puntual ¿eh?. La llegada era a las 10:40, bueno pues llegamos a las 10:39 uyyyyyy. Salgo corriendo, cojo la maleta, me da tiempo hasta de ir al baño, salgo, y pregunto por el bus a Cork que salía a las 10:50. A todo esto, eran las 10:45, todo un record jaja. Cojo el de Cork, llegamos a Cork sin problemas tampoco, me compro un sandwich, y me da tiempo de sobra de comérmelo tranquilamente. Ya sólo me queda este bus, de Cork a Waterford. A las 15:30 más o menos, tiene la hora de llegada, así que una vez subida, y objetivo cumplido que he cogido todos los buses en hora, sólo queda relajarse, y ya llegaremos.

Ya estoy en Waterford, llego al alojamiento sin problemas, pero tengo que esperar un rato hasta que me atienden, pues delante hay dos personas haciendo una reserva y no terminan……. Me dan por fin mi habitación, la número 19, y lo primero que hago es darme una ducha, me cambio, y me voy a dar un paseo a ver que veo. Son ya las 5  y pico de la tarde, y llego hasta la Torre del Reloj.

IMG_4786

Waterford fue la primera ciudad de Irlanda fundada por los vikingos en 914. De hecho, ya os iré contando, pero hay restos con los que me iré topando en mi camino. En la actualidad, Waterford es la quinta ciudad de la República de Irlanda, con una población de 51.519 habitantes (censo de 2011).

La torre del reloj es uno de los iconos históricos importantes de la ciudad. El acalde Thomas Maeghe la mandó construir entre 1860 y 1863 presentando un estilo gótico, piedra de granito, y en su momento fue de gran trascendencia para Waterford. Además se encuentra muy cerquita de la Catedral de la Sagrada Trinidad. También es conocida como Reloj fuente, y es algo que me hizo sentir curiosidad, porque precisamente vi en uno de sus laterales una fuente. Y este nombre se debe a que los caballos paraban en esta zona a beber agua.

Y aquí terminó mi paseo, me adentré por la zona donde había tiendas y restaurantes, pero ya poco a poco me fui paseando hasta el alojamiento. Pero muy cerquita del b&b pasé por un hotel restaurante y vi que servían beef stew…. no lo dudé, entré y me comí un estofado de ternera delicioso, y calentito, importante aclaración. Le tenía ya ganas, llevaba días pensando en tomarme un estofado, y ha sido en Waterford, ñam!!

Hasta mañana!!