Baltimore. Día 2. 2017

Hola a todos!!! 5 a.m. y un lucero en mi habitación…. jajaja es impresionante lo del tema de la luz aquí. Me acosté casi de día, y he abierto el ojo y era de día. Me han robado la noche, ¿dónde está?. Bueno, la verdad es que he seguido durmiendo hasta las 7:30 que me ha sonado el despertador. Y ya olía a bacon. A eso de las 8 he bajado a desayunar. He pedido tostadas, porque a esas horas un irish breakfast como que no… Y me ha traído el desayuno el dueño del b&b, Matt, el cual al verme me ha reconocido enseguida. Me ha hecho mucha ilusión, no se, es que la gente de aquí me resulta tan entrañable… Estábamos más gente desayunando, y Matt ha empezado a contar un historia sobre el Titanic. Nos ha hecho reir, y el desayuno ha sido muy ameno. También me ha contado que en el Ebro murió un hombre irlandés…. Tengo que buscar información, porque me ha sorprendido mucho.

Y nada, me he subido a la habitación a terminar de recoger y ya me he despedido de Matt y su mujer, y me han dicho que ojalá nos veamos en otro momento. Quizás el año que viene…. no lo sé, pero seguro que vuelvo. Me he cogido el 208 hasta el centro, y he entrado en el English Market a comprar unas manzanas en un puesto español. Todas las chicas que trabajan allí son españolas, y hemos estado hablando un rato. Y ya poco a poco, hacia Parnell Place bus station. El autobús hacia Baltimore me salía a las 11:30.

El autobús a Baltimore no es directo desde Cork. Llega a Skibbereen y allí enlazas con otro que te deja en tu destino. Tienes un cuarto de hora (según el horario que yo cogí) para bajar y cambiar de bus. Tiempo de sobra, pues en la misma parada en la que bajas coges el siguiente. Como éste último billete no lo pude sacar online, se puede pagar perfectamente dentro del autobús. Una señora mayor me ha preguntado que dónde iba, más maja… le he dicho que era española y me dice: yo he estado en Canarias!!. Cuando se ha bajado del bus, un par de paradas antes que yo, se ha vuelto a buscarme para decirme adiós. Si es que son un amor.

Y ya en Baltimore, el autobús me ha dejado en la misma puerta de mi b&b. Genial!!. Así que ha sido salir del bus y ya! De hecho, al principio había reservado un b&b que estaba mucho más lejos. Mucho. Y un día consultando una página con información sobre este pueblo, me salían sitios donde dormir, y mira tu, que encontré un lugar mucho más cerca. Mucho. Así que yo encantada.

IMG_4438

The Bushe´s Bar

IMG_4361

Ya instalada en mi habitación individual (pero con dos camas) me dispongo a cambiarme para salir a pasear por el pueblo. Recuerdo que leí sobre un faro o una estructura que parece un faro, y que estaba un poco alejado. Pregunto en una tienda, donde también daban información, y me explica la señora cómo llegar hasta allí.

Beacon: El faro de Baltimore es un faro de piedra pintado de blanco, y se encuentra en la entrada al puerto. El faro fue construido a la orden del gobierno británico después de la rebelión de 1798. Formaba parte de una serie de faros y balizas que rodeaban la costa irlandesa, formando un sistema de alerta. Esta baliza es localmente conocida como “Lot´s wife” después de que la mujer bíblica se convirtiera en una estatua de sal.

IMG_4410

IMG_4403

El lugar es increíble y desde allí hay unas vistas preciosas de acantilados, naturaleza, montañas. Se respira tranquilidad. Me encuentro tan sólo con unos pocos turistas, a los cuales les pido que me hagan una foto. Para llegar, el camino es todo por carretera y es tan estrecha que cuando se juntan dos coches es para verlo…. Alrededor todo verde,  y el paseo se hace muy agradable.

IMG_4382

Camino hacia Beacon

Sobre todo, una vez que lleguéis al lugar, tener cuidado, pues hay que subir por unas piedras, y es importante llevar un buen calzado. Para bajar es más fácil pues se va por otro lado. Podéis acceder en coche hasta esa zona, y ya subir a pie por las piedras que os comentaba. Pero creo que lo bonito es ir andando la ruta completa, es un paseo muy bonito.

Ya de vuelta, voy a visitar el castillo Dun na Sead, pero ya lo están cerrando. Parece ser que a las 18:00 ya echan la reja. Me sorprende porque este edificio está restaurado, y si no te fijas bien, parece un edificio cualquiera.  Fue constuido en 1215 por un anglo-normando llamado Sleynie. Se encontraba en ruinas a mitad del siglo XVII, y fue restaurado entre 1997 y 2005. En el interior debe de haber una exposición de piratas, pues está decorado con banderas de calaveras y piratas por las paredes. He visto que vale entrar 5€, la verdad es que ignoro que es lo que esconde en su interior.

IMG_4439IMG_4440

IMG_4441

Y ya pienso en ir a la habitación a descansar un poco, empezar a escribir esta entrada, y dentro de un rato bajar a cenar al mismo sitio donde he comido. Los dueños del b&b tienen un bar al lado de la puerta por donde accedo a mi habitación, y para comer he pedido un sandwich de ternera riquísimo. Pero al bajar a cenar algo, cual ha sido mi sorpresa de que en este bar, sólo sirven comidas y no cenas. Eso sí, está a tope de gente tomando una Guinness. Me comenta el dueño que al lado hay un par de restaurantes en los cuales podré cenar alguna cosa. Y es lo que hago, voy a uno que está justo al lado, y me pido la sopa del día (si, apetece muchísimo, de verdad), acompañada por pan de soda con su mantequilla (me tiene loca), y le digo al camarero que me ponga una Guinness pero versión pequeña.. porque una pinta no me bebo ahora ni de casualidad. Así que sopita para dentro, que me sienta genial, y ya a la habitación a terminar de escribir y a dormir.

Este ha sido mi primer día en Baltimore. Mañana me toca excursión a una de sus islas, pero mañana os cuento.

See you!!

Anuncios

Baltimore, Dingle, Waterford y Dublín. Día 1. 2017

Hola a todos, otro año más, desde tierras irlandesas!!!

IMG_20170702_112542[1]

Hoy ha comenzado mi viaje a Irlanda 2017. Y bien temprano, porque a las 2:30 de la mañana me ha sonado el despertador. Tenía que levantarme tan pronto pues el autobús a Barcelona me salía a las 3:35. El vuelo a Cork desde Barcelona era a las 10:25 y como hay que estar con tiempo, pues calcular…. no me ha quedado otra. Pero no pasa nada, he estado durmiendo toooooooodo el trayecto.

Este año tengo pensado empezar por Baltimore. Para ello, he cogido un vuelo, esta vez con Aerlingus, desde Barcelona directo a Cork. ¿Y por qué Cork?. Está cerquita de Baltimore, y para poder trasladarme hasta allí, he tenido que hacer una noche, pues hasta el lunes por la mañana no salen los autobuses a Baltimore. Y aquí estoy, escribiendo esta entrada desde la misma habitación en la que me hospedé el año pasado. Parece que no ha pasado el tiempo, vuelvo a estar aquí…… El B&B se llama Lisadell House en la calle Western Road, incluye desayuno, y puedes elegir irish breakfast. Y como he llegado prontito, me he bajado por la tarde al centro de la ciudad a dar una vuelta y a comprar algo de cena y fruta.

IMG_20170702_145551[1]

Como he comentado antes, era mi primera vez con Aerlingus y la verdad que fenomenal. El trayecto se me ha hecho muy llevadero, además de que justo a mi lado se había sentado una chica de unos 13 años, que casualmente era de Zaragoza también, y nos hemos puesto a charlar bien a gusto. Ella iba con un grupo de chavales, y van a pasar un mes en  Cork estudiando inglés. Genial!!!

Una vez que he llegado a Cork, he ido a esperar al autobús 226 que es el que te lleva al centro de la ciudad. Los domingos la frecuencia es de casi una hora. Entre semana van mejor (por lo que he leído). Así que he tenido que esperar unos 40 minutos más o menos pero bueno, he aprovechado para sacar mi bocata que ya hacía muchas horas que me había levantado y tan sólo me había tomado un café con leche.

El autobús 226 me ha dejado en Parnell Place Bus Station , y de allí he ido andando hasta la calle principal, Saint Patrick Street, en donde me acordaba que el año pasado cogía el 208 para llegar hasta el B&B. Por que iba con maleta sino, voy andando. Así que eso, me he cogido el 208, con mi maletica y mi mochilica y el billete vale 2,20€, hasta ahí todo bien. Los conductores de Cork si que dan cambio, al contario que en Dublín que hay que dar el dinero exacto. Así que ni corta ni perezosa le he sacado un billetico de 20€ al señor conductor, y me dice: No tengo cambios. Y claro, yo le he dicho: ah, pues tengo que bajarme no? cambio y me subo al siguiente. Y me dice: no no, sube, tranquila, ya cambiarás, no te preocupes. Y si… he subido gratis…. tal cual… Yo pensaba que quizás no le había entendido bien, pero si si, me ha dejado pasar jajajajajaja. Anécdotas…… Los irlandeses son así. Algo que no se me pasa por la cabeza, pero ni pensarlo, que pudiera ocurrir en mi ciudad, por ejemplo. ¿A qué no? Pues aquí si.

Así que tan sólo me he dado un vuelta por el centro de la ciudad, dando un paseo desde el B&B ida y vuelta (unos 6 km), y ya me he venido a descansar, porque ya voy notando el bajón. Normal.. llevo buen tute hoy.

Mañana, destino Baltimore!!! Qué ganas.

See you!