Irlanda 2018. Cuarto día, 1ª parte

Y llegó el día….

Nuestro ferry sale a las 11 desde la Bahía, justo detrás de la Oficina de Turismo, y allí que nos vamos después de buscar un sitio para desayunar, pues no tenemos incluido el desayuno en el b&b y como no hemos visto a nadie para preguntar pues nos hemos ido. Después de dar vueltas y vueltas, pues eran las 9 y no había nada abierto… raro, pero así es, encontramos un lugar muy cuco, tipo una panadería artesana que sirven también cafés, y allí que nos metemos. Y genial, desayunamos muy a gusto, y los dependientes muy amables. Da gusto encontrarte con gente así.

nor

Y ya con un café en el cuerpo, ya se ve todo de otra forma. Y nos vamos al punto de encuentro, el mismo desde donde esperé el año pasado. Eso sí, el día nada que ver…. vamos en manga corta, y el año pasado llevaba más capas que una cebolla. Increíble pero cierto (me repito). Son las 11 y ya vemos venir a lo lejos a Billy, a bordo del Peig Sayers (se me ocurren mil y una canciones para ponerle a este momento jajaja).

Estamos ya nerviosas, nos espera una aventura, y de momento no somos conscientes de ello. Yo ya viví este trayecto el año pasado, pero sé que este año va a ser muy especial. Voy con Teresa que está tan emocionado como yo y aquí, y tal y como dijo ella, empieza nuestra verdadera aventura.

Nos montamos, saludamos a Billy, nos acomodamos dentro del ferry (bueno, dejamos mochilas), y nos salimos fuera a disfrutar del trayecto. He de decir, así en plan broma, que parecía Vacaciones en el mar por el calor que hacía… Y he de decir también, que acabamos cogiendo colorcico. El año pasado iba helada, y este año… Bueno, a lo que voy, empezamos el viaje, el paisaje es increíble, el adentrarte en medio del océano es algo que hay que vivir. De repente encontrarte en medio de la nada es una sensación maravillosa.

Vemos por el camino, tal y como podéis comprobar en la foto, como las montañas se encuentran recortadas y se ven perfectamente las capas que hacen referencia al paso de los años. (En una de las imágenes se ve muy bien). Pues la capa más antigua puede tener unos 60.000 años. Es algo impactante, es naturaleza en estado puro.

Un poquito más adelante, Billy paró el ferry, y no sabíamos por qué. De repente, unos 5 o 6 delfines empezaron a saltar alrededor nuestro. Qué espectáculo!!! Son preciosos, un regalo, de nuevo, de la naturaleza. Fue difícil fotografiarles, pero bueno, guardo en mi memoria lo bonito que fue.

Y continuamos viaje. Es maravilloso, esa calma, sólo con mirar hacia lo más lejano del océano te da una paz que no se puede comparar con nada. El tiempo acompaña, desde luego, y estamos disfrutando muchísimo de todo lo que nos rodea.

Los mares alrededor de las Islas Blasket son famosos por la cantidad y variedad de fauna marina que puedes ver. En las islas Great Blasket se pueden ver aves como frailecillos y alcatraces, delfines, ballenas, tiburones peregrinos y especialmente focas.

Ha pasado como una hora y media más o menos, y vemos ahí enfrente a la imponente Great Blasket Island. Las Blasket Islands son un grupo de 7 islas que forman parte del Condado de Kerry. Estas siete islas son:

  • An Blascaod Mór (The Great Blasket Island)
  • Inis Mhic Uibheleáin.
  • Inis na Bró.
  • Tiaracht.
  • Inis Tuaisceart.
  • Beiginis.
  • Oileán na nÓg.

El origen del nombre de la isla es un misterio, aunque aparece en los primeros mapas. Localmente se llama la Gran Isla o la isla Occidental. La mayor parte de la tierra de la isla está cubierta de brezo y lleno de conejos. Hay evidencia de habitantes humanos que se remontan a tiempos prehistóricos. La población alcanzó su máximo de 176 en 1916, pero luego disminuyó hasta que la isla fue abandonada en 1954. Los isleños sobrevivieron principalmente en la pesca, complementada por la agricultura, la caza y la alimentación en tierra. Todas las casas estaban agrupadas alrededor del extremo oriental de la isla. No había tienda, iglesia o doctor en la isla, ni electricidad, lo que hacía complicado vivir en algunas ocasiones.

IMG_5891

Y ya llegamos cerquita de la isla. Billy para el ferry al lado de un bote, donde tenemos que subir unos cuantos y hacer dos viajes hasta la rampa por la que se accede a la isla. Nos prepara unos chalecos salvavidas que nos ponemos todos sin rechistar, y Billy hace el primer viaje con seis personas, y mientras el resto esperamos en el ferry a que vuelva.

edf

Y ya nos toca, todos a bordo del bote que nos acerca a tierra. Tierra a la vista!!. Bajamos, y ya nos adentramos en el paraíso. Emocionante de nuevo, y un día fantástico. Qué suerte hemos tenido. Y vamos directas al Caife donde podemos tomar un café o te gratis pues Billy nos ha dado unas tarjetas para ello. Nos sentamos en las mesitas de fuera, y enfin…… no me quiero ir de allí y acabamos de llegar. Por cierto, qué ricos los bocadillos que nos habíamos preparado.

edf

To be continued….

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s