Noveno día en Dublín. Primera parte. 2014

Destino: Acantalidos de Moher y Galway (Primera parte).

 Ya tenía ganas de que llegara este día. Me voy de excursión con la empresa Irlanda en Español, la misma con la que me fui el año pasado a la Calzada del Gigante y Belfast. Una gente estupenda, y un guía que nos tocó esta vez, con el que pasamos un rato divertidísimo. Este guía se llama Benito, es malagueño y tiene una gracia que ozú!!!, y además un gran profesional. Lleva menos de un año en Dublín, y no veas como se maneja con el autobús, sumándole la complejidad de conducir al contrario, que por lo que contó al principio es complicado, y no lo dudo. 

Me levanto a las 6:30, ya que tengo que estar a las 7:30 en la Puerta del Hotel Gresham (23 Upper O´Connell Street). Como es domingo, el primer autobús que llegaría a mi parada, sería a las 9 y pico, así que Mary se presta a llevarme hasta allí, lo cual agradezco porque sino… un taxi hubiera salido un poco caro. Me deja cerca del O´Connell Bridge y sólo tengo que caminar un poco hasta la puerta del hotel. 

Ya veo a gente esperando, españoles of course, y a eso de las 7:20 ya vemos a Benito!!. Ole su gracia!, es genial. Vamos entrando según la lista que lleva de reservas y demás, unos pagan en ese momento, y yo como ya lo tenía pagado con antelación, pues me subo al bus cuando le doy mis datos. Y cuando estamos todos, autobús completo por cierto, nos vamos dirección Limerick.

A eso de las 9:30-10 hacemos una parada técnica para tomar un café, justo al lado del Castillo de Bunratty, que aprovecho para fotografiarlo y me acerco hasta su entrada. Como su propio nombre indica, el edificio conocido como castillo de Bunratty es un viejo castillo. Construido en el año 1425, y lo podréis encontrar en el municipio de Newmarket-on-Fergus en el condado de Clare.  Es de estilo denominado “normando”, y se encuentra en el  pueblo del mismo nombre, entre las ciudades de Limerick y Ennis y cerca del aeropuerto de Shannon, un aeropuerto importante por sus comunicaciones con América. Además, en este castillo se celebran comidas y cenas medievales, tiene que ser fantástico.

DSC04797

Después de la parada técnica, nos vamos hacia los Acantilados de Moher, nuestra parada principal. Benito nos explica que su nombre significa traducido del irlandes, “los acantilados de la ruina”. Es decir:  (en inglés Cliffs of Moher; en irlándés: Aillte an Mhothair, literalmente, «acantilados de la ruina»). Se encuentran en el límite suroccidental de la región de El Burren, cerca de la ciudad de Doolin, en el condado de Clare.

DSC04813

Los acantilados se elevan 120 m sobre el Océano Atlántico y se extienden a lo largo de 8 kilómetros hasta alcanzar una altura de 214 metros aproximadamente. En el punto más alto se encuentra la Torre de O´Brien, es circular de piedra, construida por Sir Cornellius O´Brien en 1835 como mirador para los cientos de turistas que acudían ya para entonces. 

DSC04847

La torre O´Brien al fondo, el punto más alto

Desde lo más alto podéis observar las Aran Islands, donde es el único lugar que se habla el galéico, y a las que se puede acceder con avioneta o ferry a visitarlas, y la Bahía de Galway.

Los acantilados son el  hábitat natural de aves como el frailecillo y el cormorán. 

fraelicillo

Frailecillo

DSC04846

La verdad es que un lugar increíble, te pasarías el día allí y cada minuto descubrirías algo nuevo, pero al ir con una visita guiada, tenemos tan sólo 1 hora y media para disfrutar de los Acantilados. Decir también, que la zona visitable es tan sólo 1 km y pico, que está vallado y protegido, y que luego, como ya he comentado, los acantilados se extienden en un total de 8km, y que son lugares a los que no se “debería acceder”, pero que la gente se pasa cualquier indicación. Aquí no hay nadie vigilando, cada uno es responsable de uno mismo. Ha muerto mucha gente por imprudencias y hacer el loco, además de ser un lugar donde ha ido gente a suicidarse. Es así de triste, pero son cosas que han pasado. Y aquí, sin que se me olvide comentarlo, se han rodado películas, menudo escenario no?: En 1987 La princesa prometida, en el 2009 Harry Potter y el misterio del príncipe. No me extraña que se enamoraran de esta maravilla de la naturaleza.

DSC04814

Como ya casi ha pasado la hora y media que nos han dado de tiempo, me dirijo hasta el centro de visitantes, pues quiero cogerme un imán de nevera de recuerdo (me colecciono de todos los lugares donde he estado), y encuentro uno muy chulo, y ale! al autobús a seguir con la visita. Pero en mi memoria queda grabada la fotografía espectacular de este lugar, que me ha enamorado como ya lo hizo también el año pasado la Calzada del Gigante. Son cosas que ves en libros, o en internet, pero que desde luego hay que verlas en persona para encontrarte cara a cara con la magia que transmiten.

DSC04885

To be continued….

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s