Octavo día en Dublín. Primera parte. 2014

Destino: CORK

Hoy es sábado, pero aún así, me he propuesto madrugar, pues me voy a Cork. El autobús sale a las 8 de la mañana desde la calle Westmoreland, con la Empresa Aircoach. Os aconsejo que los billetes los saquéis por internet, pues sale más barato, sobre todo si es ida y vuelta. Es una empresa que te ofrece el servicio de Dublín airport- Dublín city center – Cork  y viceversa, y es express, es decir, te lleva más rápido que el rayo.

Cojo mi autobús 15b a las 7:10 y… ¿estáis sentados?, 16 minutos le ha costado bajar al centro. Sí, sí, 16 minutos, el mismo recorrido de todos los días, y entre semana me cuesta bajar 45 minutos al centro. Madre mía!!. Total, que me encuentro a las 7:30 en la calle Westmoreland, y ahora viene lo mejor. Ojo con los datos que encontráis en folletos o en información sobre autobuses… id con tiempo, porque te lo pueden cambiar sin avisar, y lo digo porque fue mi caso. En los folletos pone claramente que la parada del autobús para ir a Cork está en la calle Westmoreland, pero allí no había nadie, y gracias que había un conductor de la misma compañía pero que iba a Belfast, y le pregunté, y me dijo que para ir a Cork tengo que ir la calle de al lado D´Olier. Pues menos mal que ponía eso en los folletos eh???? menos mal, porque casi me da un ataque, menos mal que iba con tiempo y menos mal que era la calle de al lado.  

Bueno, pues llego a D´Olier, y efectivamente, ahí es, porque hay gente esperando y le pregunto a un chico para confirmar. A las 8 en punto viene el conductor, y ale… a echar una cabezadita, que tanto madrugón ya….. así que pasó la mayor parte del viaje dormida.

A las 11 en Cork, buahhhhhhh un viaje de tres horas y sin parar, ya no sé ni como poner las piernasss.

DSC04666

Estoy en la calle Saint Patrick’s Quay, y me dirijo hacia el puente para cruzarlo y adentrarme en pleno centro de Cork. Voy buscando el English Market, me apetece mucho verlo. El Mercado Inglés comprende el mercado de la calle Princes y el mercado Grand Parade, se trata de un mercado de alimentos municipal en el centro de Cork. El mercado es administrado por el Ayuntamiento de Cork, y está bien apoyado a nivel local y se ha convertido en una atracción turística. Atrae a turistas de todo el mundo, incluyendo una visita de la reina Isabel II durante su visita de Estado de 2011. El término mercado Inglés fue acuñado en el siglo 19 para distinguir el sitio del mercado de San Pedro en las inmediaciones (ahora el sitio que ocupa la Bodega en la calle Cornmarket), que se conoce como el mercado irlandés.

DSC04675 DSC04676

DSC04677

Me volví loca con los puestos de carnes, pescado, especies, mermeladas, había de todo!! y mucha gente comprando. Es un recinto muy agradable de visitar, y en la parte de arriba tienes una cafetería para tomarte algo. Productos de todo tipo a precios no muy caros, según que cosas, claro, y un ambiente fantástico, tanto, que el dependiente del puesto, si te ve mirando, te empieza a preguntar y puedes entablar una conversación sin darte cuenta. Sobre todo con una señora a la que le compré unas especias, Gilberta, que me preguntó hasta cómo me llamaba, y la mujer majísima.

DSC04679

 DSC04684
Bueno, y después de un buen rato en el mercado, continúo mi visita, y ahora voy al encuentro de la Catedral de San Fin Barre es una catedral de la Iglesia de Irlanda. El emplazamiento de la catedral ha sido lugar de culto desde el siglo VII. Los tres chapiteles de la catedral son una de las señas de identidad más representativas del condado de Cork. En ella se encuentra el obispado de Cork, Cloyne y New Ross. Hubo una catedral situada en el actual emplazamiento antes de su reconstrucción en el siglo XVIII y aún hay vestigios de su existencia. Fue dañada y prendida fuego durante el asedio a Cork en 1689/90. Después de su demolició, en 1735 se construyó una edificación pequeña en su lugar por encargo del obispo Peter Browne, y que luego se demolería de nuevo en 1865 para construir lo que es actualmente esta catedral. El portón principal se dejó intacto. El arquitecto Willian burges inició la planificación de los trabajos de reconstrucción de la actual catedral neogótica en 1862. Willian era un apasionado de la arquitectura del siglo XIII y se nota en su factura.

DSC04713DSC04720
 
 La verdad es que impacta semejante monumento. Es verdaderamente fantástico. También se puede entrar en el interior, previo pago, claro. 3 euros si eres estudiante, 5 euros si no lo eres. Yo pagué tres euros, enseñando mi carnet universitario, oye que para eso lo tengo no?.
 
Continuará………..

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s