Quinto día en Dublín

O alguien ha colocado persianas esta noche…. O quizás es que ya me he acostumbrado a la luz mañanera de todos los días, porque hoy me he despertado con la alarma del móvil, ¡bien!. Como todos los días, ducha, me preparo y me bajo a desayunar. No voy a repetir todos los días lo que desayuno, pero yo sigo esperando esos dos huevos fritos que no llegan ninguna mañana jejeje. Hoy no estoy sola, está Martin, el padre, leyendo la prensa junto al ordenador.

Camino hacia la escuela, hago la “fotosíntesis”… es decir, que me da un “solecico” que da gusto, y que recarga las pilas ya de mañana. Así que disfruto del paseo. En la escuela cada día aprendo más, la verdad es que lo voy notando. No me extraña, de todas formas…. Como ya os dije, el único momento que hablo español, es el ratito que me conecto  con mis padres por el skype….. y todo el día pensando frases, en cómo decirles, en cómo plantearlas para que te entiendan, y todo eso, ayuda, ¿no? Pues eso. Que estoy very happy!!.

Tengo ganas de salir de clase, pues para esta tarde me he preparado una excursión que seguro os va a gustar. Quiero ir a visitar Howth: está situado en la península del cabo de Howth, a 13 kilómetros este-noreste de la ciudad de Dublín, en el lado norte de la bahía de Dublín. La aldea se encuentra a 15 kilómetros del centro de Dublín y comprende la mayoría de la parte norte del cabo de Howth, que está conectado al resto de Dublín a través de una estrecha franja de tierra (o tómbolo) en Sutton Cross.

DSC02473

Howth

Howth está al final de una carretera regional que parte de la ciudad de Dublín y es, en la actualidad, el extremo norte del ferrocarril dublinés conocido como DART. Está servida por los autobuses de Dublin Bus.

Me decido por coger los autobuses. Como he comentado en el párrafo anterior, los autobuses de Dublín llevan hasta Howth, y como tengo la tarjeta, pues así no tengo que pagar transporte. La primera parada del autobús 31, que es el que te lleva a Howth, se encuentra en la calle Street Lower, por la que pasa el tranvía. He tenido que esperar unos 20 minutos, y el trayecto ha durado un poquito más de media hora. Pero desde luego la espera ha merecido la pena.

DSC02516

Puerto de Howth

Una vez en el autobús, tengo el típico miedo de: ¿habré cogido el bus correcto? ¿sabré dónde me tengo que bajar? Pues sí, todo correcto, pues cuando he visto que ya estábamos en Howth, en vez de bajarme en la última parada, me he bajado justo donde yo quería bajar, pues he visto al fondo el faro y el mar, y de verdad…… ¡qué preciosidad!.

DSC02511

Puerto de Howth

Nada más bajar del autobús, el olor me ha resultado peculiar: olia a pescado…. Fish fish fish!!!

Antes de lanzarme a caminar hasta el faro, me siento en un banco, todavía no he comido y tengo un poco de hambre. Hoy me he comprado en el Spar una oferta de bocadillo de pollo, con mahonesa, un millón de trozos de queso, ensalada y tomate. Sí, todo eso dentro de un bocadillo….. de verdad ¿eh?, agua y una manzana, que el tema “fruta” no lo llevan bien en mi casa. Y ahí, con el mar de frente, el ruido de las olas, el olor a pescado y…… cientos de gaviotas a mi alrededor, que ya me están dando un poco de miedo, me termino mi bocadillo rauda y veloz….. (por si acaso se lo terminan otras…… ).

Me dispongo a caminar, y llego al rompeolas, un camino muy agradable y transitable que llega hasta el faro. Respirar ese aire (ya no huele tanto a pescado), revitaliza cuerpo y mente. Y un paseíto así, tranquilo, sin ruidos, te recarga de energía totalmente.

DSC02504

El faro de Howth

Me está gustando Howth, es un lugar precioso. Veo a gente que aprovecha para hacer ejercicio, andar, incluso un grupo de chavales se disponen a meterse al mar. No sé si son muy valientes, pues yo voy con la chaqueta abrochada hasta arriba…. Pero bueno, allá cada cual..

Después del paseo renovador, que ha durado un poco más de una hora, decido que ya es hora de regresar.

DSC02499

El faro de Howth

Como aquí se cena tan pronto … además no he avisado de que podría llegar un poco más tarde, y para que no se preocupen pues voy a intentar llegar a las 7 como todos los días. Enfrente de donde he parado al llegar, está la parada del 31 para volver. Esta vez tan sólo tengo que esperar 5 minutos, y le cuesta llegar un poco más de media hora de nuevo. El final de parada está en la calle Marlborough, y de allí a O´Connel Street un paso, y ya que estaba allí, pues cojo el 16 en la parada de todos los días. Vuelvo contenta a casa, pues me ha gustado mucho la excursión a Howth.

Llego a casa y enseguida me llaman para cenar. Después nos preparamos un té calentito, y me subo a la habitación a hacer mis deberes de inglés, que tengo unos pocos. Charradica con los papás y hermana, y a dormir, que mañana será otro día, “better that last day”.

Hasta mañana!!!

Anuncios

2 comentarios en “Quinto día en Dublín

  1. Oooooohhh!! Qué recuerdos!! Cuando tenía 15 años fui a pasar un verano a Howth, y de paso estudiar inglés. Ahora tengo 37, fíjate si ha llovido, pero leer tu entrada me ha traido un montón de buenos recuerdos.
    Disfruta.

    • Gracias Angie!!!! me alegra saber que te ha traído buenos recuerdos. Yo tan sólo estuve un día, pero me encantó Howth!! tiene un encanto especial, y pasear hacia el faro te da una tranquilidad increible. Te animo a que te leas el resto de entradas!!! gracias!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s